Como evitar que tus pisos laminados se deterioren rápidamente

1 LIMPIEZA GENERAL

a) Trapea el piso con regularidad. Pasa un trapeador de polvo seco sobre la superficie cada pocos días para quitar el polvo diario.

· Aunque el piso laminado es bastante resistente a los rayones, el polvo excesivo, cabello, y residuos pueden hacer que se formen rayones si se deja que se acumulen con el tiempo. El trapeado regular previene que se formen estos rayones.

· En lugar de usar un trapeador de polvo seco, también puedes usar una aspiradora con un adaptador de cepillo suave.

· No uses un cepillo para piso estándar. Las cerdas duras del cepillo pueden dañar la superficie.

· Trapea en la dirección en la que los mosaicos del piso se colocaron. Haciendo esto permite que recojas cualquier residuo que haya caído entre las líneas de las piezas de piso laminado.

b) Limpia los derrames inmediatamente. Usa trapo o una esponja para limpiar inmediatamente cualquier derrame de líquido.

· No permita que ningún líquido, incluso el agua, se quede en el suelo por mucho tiempo. El líquido puede manchar o dañar la capa protectora del piso laminado.

· Absorbe el exceso de líquido con un trapo seco.

· Humedece el trapo o la esponja antes de limpiar el lugar del derrame para quitar cualquier residuo que quede.

· Seca el lugar con un trapo suave y seco. No permitas que el área permanezca mojada.

2. AGUA CALIENTE

a) Llena una cubeta con agua caliente. El agua no necesita estar hirviendo, pero tiene que estar algo más que tibia.

· Una lavada meticulosa debe realizarse cada pocos meses o después de que una gran área del piso se haya enlodado o se vea muy sucia.

· El agua caliente se considera una de las mejores formas de limpiar los pisos laminados porque, cuando se hace correctamente, no dejará marcas. También es la forma que menos daña el recubrimiento protector laminado, ya que el agua es el limpiador más suave que existe.

b) Moja y exprime un trapeador. Moja un trapeador de esponja en un el agua caliente y exprímelo para que solo este ligeramente húmedo.

· Puedes usar un trapeador tradicional, pero es más fácil controlar el nivel de saturación de un trapeador de esponja.

· El trapeador tiene que exprimirse bien antes de usarse. Incluso el agua puede manchar o dañar el piso laminado si se deja que se quede encharcado en el suelo. Siendo este el caso, el trapeador solo tiene que estar ligeramente húmedo antes de que lo uses en el laminado.

c) Dale al piso un trapeado meticuloso. Cubre el piso entero, comenzando desde el centro y trabajando hacia afuera.

· También puedes trabajar desde un lado de la habitación hasta el otro. El único método que debes de evitar es comenzar desde el exterior de la aplicación hacia el centro, ya que vas a necesitar caminar a través del suelo recién limpiado mientras que se seca para salir de la habitación.

· Ya que el trapeador solo está ligeramente húmedo, vas a necesitar mojar y exprimir de nuevo unas cuantas veces durante el proceso de limpieza.

d) Seca el piso. Si el laminado está apenas húmedo, puedes dejarlo secar con el aire. De otra forma, sécalo con un trapo de microfibra seco y limpio.

· No uses un trapo abrasivo, ya que este puede rayar el piso.

· No dejes que se formen charcos de agua en el piso laminado por largos periodos de tiempo.

#tips #teknostep #pisolaminado

 

 

Referencia
http://es.wikihow.com/limpiar-pisos-laminados
Scroll to top